DUELO Y PÉRDIDAS

El duelo es la reacción 'natural' ante una pérdida y se caracteriza por todo lo que sentimos cuando algo a lo que estamos acostumbrados o que era parte de nuestra vida cotidiana, cambia. A diferencia de lo que comúnmente se cree, el duelo no solamente está asociado a la muerte de un ser querido, sino que también puede ser la respuesta ante otro tipo de pérdidas como un cambio de casa, la pérdida de un trabajo o una ruptura sentimental, entre otras.

Cuando un duelo no ha sido resuelto no se trata solamente de dolor, sino de situaciones o eventos que nos hubiera gustado que fueran distintos o mejores y que nos llevan a cuestionarnos qué hubiera pasado si hubiéramos actuado distinto o si hubiéramos dicho aquello que callamos.

Los duelos no resueltos no necesariamente tienen que ver con lo que está mal con nosotros, probablemente es que no contamos con la información y herramientas necesarias para seguir adelante.