TODOS tenemos una historia qué contar. Hemos perdido a alguien cercano, no dijimos todo lo que queríamos decir. Ahora es demasiado tarde y nos preguntamos qué hubiéramos podido hacer mejor.

 

Hay muchas personas que pasaron o están pasando por algo parecido a lo que tú y tus seres queridos están viviendo en estos momentos.

¿Te gustaría compartir la tuya? Da click aquí.

Madre de una bebé de un año siete meses

“Mi bebita de apenas un año 7 meses falleció. Vivimos momentos muy dolorosos en los hospitales, nos anunciaron su muerte, pero hasta 6 días después, se declaró. Durante ese tiempo no lo pude entender, no había vivido algo tan terrible, pero estaba exhausta física y mentalmente para asimilarlo. 


Por casualidad me acerqué a Pal Care y ahí encontré la comprensión que no había recibido, ni siquiera de la gente cercana a mí. Por el contrario, los comentarios que recibía solo me hacían sentir peor, muy lejos del consuelo que necesitaba. 
Recibí ayuda, y aprendí a reconocer mis emociones y a vivirlas como parte de mi realidad, entendí que estar triste no es estar mal.


Después tomé el taller (Superando Pérdidas Emocionales) y hoy a 5 meses de la muerte de mi hija, puedo decir que estoy tranquila, dispuesta a tomar acciones que me reconstruyan y a ser feliz. Lloro a mi bebé mucho, la extraño inimaginablemente, pero también río mucho y disfruto la vida, a mi familia y amigos, sin culpas. 


Mi vida es diferente ahora, pero la posibilidad de seguir siendo feliz no se ha ido. Con la ayuda que recibí pude también ayudar a mis hijos con su duelo, eso para mí es invaluable y lo agradezco infinitamente. 
Gracias siempre.”

Sara

"Hace cuatro años falleció mi esposo y me dije: todo se terminó. Toqué fondo a los dos meses de su fallecimiento y al estar rodeada de muy buenas amigas, aquí sigo y he logrado varios objetivos que me propuse en proyectos y a seguir adelante.

¿Me podrían ayudar a comprender el porqué a pesar de todo lo que hice, me culpan de lo ocurrido e incluso se alejaron de mí e incluso prohibieron que me dirijan la palabra. Trataré (de compartirles lo que sucedió), aún duele mucho y me pongo muy mal porque el dicho que el tiempo lo cura todo, es mentira, el tiempo sólo lo acrecienta aún más.

El primero de abril de 2013, a mi esposo le tocó un rebote de arma de fuego dentro de una unidad de transporte. Se dirigía a su trabajo, el impacto fue en el abdomen, del lado derecho y entró, no salió. Lo trasladaron al hospital y duró aproximadamente un mes siete días y estuvo en coma inducido por ocho días.

Vivió un año tres meses y se tenía que someter a otra cirugía. Tras ésta segunda operación duró hospitalizado un mes tres días y falleció. Para una hija yo fui la culpable y dice que yo me hubiera muerto, no él. No puedo ver a mis nietos, me puso en contra de algunos familiares y yo fui la única que estuvo con él en todo momento. Tuve más ayuda de algunos familiares que de la familia cercana y desde que él no está, he logrado varias cosas sola. No me perdonan de lo que según ellos soy culpable.

En éste momento de mi vida, ya lo puedo platicar sin ponerme tan mal. Estoy tranquila, todo lo que en su momento me pidió que hiciera si él llegaba a faltar, todo, todo, todo, lo cumplí.

Gracias a ustedes, de verdad muchas gracias, son un peldaño más para mí. No he fallado y sigo bien y ya puedo compartir mi pena sin ponerme mal. Bendiciones."

Hombre

"Me han diagnosticado un tumor maligno y no estoy seguro de informárselo a mi madre por temor a provocarle algún problema de salud".

Mujer

"Es un cambio radical desde el momento que te dicen la palabra que no quieres escuchar. Al momento, no quería hablar con nadie de esto, no podía, sólo lloraba porque pensaba "¿qué voy a hacer si a mi pareja le pasa algo?. Ahora veo cómo la enfermedad está haciendo estragos en su cuerpo, pero no demuestro mi dolor para que no se dé cuenta. Poco a poco voy asimilando la situación, todo fue mu rápido, en tres meses mi vida cambió pero estamos en pie de lucha."

Mujer

"A veces no se pueden aguantar las lágrimas y es porque extrañamos a nuestros muertos, por no poder hablar con ellos, por no poder abrazarlos, por no poder decirles muchas cosas y no se puede evitar llorares, qué caray...".

Mujer

Dirigiéndose a dos personas mencionadas en un comentario en redes sociales: "¡En ustedes está no permitir que sus pequeños se olviden de su abuelo que los amó tanto!"

Mujer, 32 años

"A veces me derrumbo y necesito ayuda."

Mujer, 62 años

"Muchas gracias por crear esta asociación. Además de ayudar al paciente terminal, ayudan a los familiares, que en esta etapa de la enfermedad realmente no nos damos cuenta de qué tan enfermo está nuestro ser querido y sentimos que no es momento de hablar de ciertas cosas sólo por miedo o un respeto (equivocado). Por favor cuando tengan fechas de talleres háganmelo saber para inscribirme."

Mujer, 57 años

Hablar de qué cuidados o de si hacer una misa o un entierro me pone de nervios, no me inviten a esas pláticas. Nada más pensar en mi papá que dice que no sabe cuándo se quiere morir, mejor no, por favor. Sé que debería, que es lo correcto y que esto no es para siempre y por eso hay que disfrutar la vida, pero no me gusta hablar de esos temas.

Mujer, 52 años

Reflexionar todos los días en lo que haría su fuera mi último día es algo que hago desde que mi hermana murió, así, tan de repente. Gracias PAL CARE por ayudarme a comprender tantas cosas, han sido una bendición en mi vida.

Mujer

Me hubiera encantado saber de Pal Care 4 años atrás. Seguro la muerte de mi madre hubiese sido con más paz. Increíble que exista esta magnífica comunidad, ¡gracias Pal Care! Quiero ser parte de la comunidad, iniciaré promoviendo a Pal Care entre amistades y después, sería increíble tener una participación más activa. Gracias.

Hombre, 61 años

Morelos, México

Mi mamá tiene 96 años y nunca volvió a un hospital después de que yo nací, hasta que le encontraron cáncer hace casi 7 años. Después de la cirugía para quitar el tumor, empezó con quimioterapia y los efectos secundarios la hacían sufrir mucho. Hablamos con su doctor y decidimos no continuar con ese tratamiento; ha tenido mejor calidad de vida y aunque cada vez le cuesta más trabajo moverse, no tiene dolor y está contenta, que el tiempo que Dios nos permita que esté con nosotros, sea de calidad.

Mujer, 40 años

Ciudad de México, México

Al contactar con el equipo de Pal Care A.C. empecé queriendo compartir la historia de una pérdida y me di cuenta de todas las que tengo. Escuchar y leer otras historias, conocer a personas tan parecidas o tan distintas a mí que también tienen dolor me hizo sentirme acompañada, escuchada. 

Creo que lo más importante es que ya sé que debo abrirme y decirle a mi familia lo que quiero y escucharlos a ellos. Así no se repite la historia y voy a haber aprendido algo de lo que he pasado. Gracias Pal Care, me siento tranquila de que existan para quien los necesite.

Mujer, 60 años

Durango, México

Después de varios años de batalla contra el cáncer, mi esposo de mas de 30 años murió. Hicimos hasta lo imposible, todo tipo de tratamientos, pero estoy tranquila de que fue así porque él lo decidió. Si yo hubiera tenido que decidir y no hubiéramos hablado sobre sus decisiones, no hubiera podido vivir día a día pensando si tomé la decisión correcta. Al final, murió en casa, tranquilo y sin dolor. Lo extraño muchísimo y lo llevo conmigo hasta el último de mis días.

Mujer, 28 años

Estado de México, México

Te extraño tanto, mamá. Últimamente me he dado cuenta de que cuando estoy pensando o hablando sola, estoy hablando contigo. Estoy tranquila porque sé que siempre nos dijimos todo lo que sentimos y lo mucho que nos queríamos, pero me preocupa que con mi hermana no haya sido así aunque ella me diga que está bien.

Mi mamá se murió pero haberle dicho todo, me da paz cuando más la extraño. Si estás viviendo algo así, no te guardes nada, di lo que sientas, perdónense. Si no estás viviendo algo así, hazlo de todas maneras antes de que sea muy tarde.

1 / 1

Please reload

 

Cuéntanos tu historia

TE NECESITAMOS

Cada que compartes con tus amigos o en redes sociales lo que hacemos.
 

Cada que nos apoyas con tus donativos.

Cada que nos compartes tu historia para que pueda llegar a más gente que sepa que no está sola. 

Cada que nos invitas dar una conferencia.

Cada que acudes como voluntario a apoyarnos en uno de nuestros eventos.

ESTÁS HACIENDO LA DIFERENCIA PARA QUE MÁS MEXICANOS VIVAN Y MUERAN CON DIGNIDAD 

 

#mevoytranquilo

To play, press and hold the enter key. To stop, release the enter key.

¡Bien! Mensaje recibido