MEDIDAS TERAPÉUTICAS

Las medidas terapéuticas como son la reanimación cardiopulmonar (RCP),  la ventilación mecánica o el uso de respirador artificial, la alimentación por tubo o sonda, la hidratación artificial y la diálisis, entre otras, pueden ser usadas como tratamiento para tratar los síntomas o como medida para preservar la vida. Dependiendo del caso, pueden requerirse sólo de manera temporal o durante todo el proceso.

Es muy importante que conozcas en qué consisten, cuáles son sus implicaciones y qué puede esperarse con o sin ellas, para así tomar la mejor decisión respecto a su uso.

En una situación en la que una persona no puede tomar decisiones y alguien debe decidir por ella, hay aspectos importantes a considerar para llegar a una conclusión:

 

  • ¿Son mayores los beneficios que los riesgos?

  • ¿La persona está en una situación que la acerca al final de su vida?

  • ¿Qué tan enferma está la persona?

  • ¿La persona dijo alguna vez qué le gustaría en una situación similar?

  • ¿La decisión va acorde a las creencias religiosas y espirituales de la persona?

  • ¿Puede hablar con otros familiares y amigos de la persona antes de tomar la decisión?

  • ¿Qué propone el equipo de atención médica y cuidados paliativos?

Para leer el contenido en esta página, da click en la imagen del tema que deseas consultar o sigue desplazándote hacia abajo para acceder a la información. Si deseas descargar los materiales, da click aquí.

ALIMENTACIÓN POR TUBO O SONDA

La alimentación por tubo o sonda puede ayudar a una persona que presenta dificultad para tragar, está muy enferma para comer por sí misma o está en riesgo de que la comida se desvíe hacia los pulmones. Este tipo de alimentación puede permitir que la comida especialmente preparada para estos fines o que algunos medicamentos, pasen directamente al estómago.

1. ¿Existen diferentes tipos de alimentación por tubo o sonda?

Dependiendo del tiempo que sea necesario alimentar a una persona directamente al estómago o al intestino será el tipo de procedimiento y de tubo o sonda que se necesitará.

Cuando sólo es necesario por algunas semanas, se coloca un tubo o sonda nasogástrica (NG) por la nariz y va hasta el estómago.

Cuando se necesita por un periodo más prolongado, generalmente por un procedimiento endoscópico se coloca una sonda que va directamente al estómago o intestinos y se exterioriza a través de la piel por una pequeña incisión. En ocasiones el procedimiento se lleva a cabo por cirugía. A este procedimiento se le conoce como gastrostomía cuando va al estómago y se usa una sonda PEG o yeyunostomía cuando el tubo va hacia el intestino y se usa una sonda PEJ.

2. ¿Qué puedo esperar en el día a día?

Si una persona se acerca al final de su vida, es normal que el cuerpo funcione más lento y sea difícil digerir la comida, por lo que puede presentar algunos efectos secundarios como: ansiedad, indigestión, diarrea, dolor abdominal y retención de agua.

3. ¿Cómo puede una persona beneficiarse por la alimentación por tubo o sonda?

Aquellas personas con discapacidad, que tienen dificultades para tragar dada su condición o aquellas que sufrieron alguna lesión, que están recibiendo algún tratamiento que hace que sea difícil comer y/o aquellas que por ejemplo acaban de ser sometidas a alguna cirugía, tienen probabilidades muy altas de beneficiarse con la alimentación por tubo o sonda.

4. ¿Qué sucede con las personas que se acercan al final de su vida?

Es normal que las personas que se acercan al final de su vida dejen de comer o coman menos. Es probable que un tubo de alimentación no prolongue la vida e incluso puede traer consecuencias que dañen al paciente, pero hay ocasiones en las que es la única alternativa para mantener la calidad de vida y evitar problemas como la deshidratación.

DIÁLISIS

 

Los riñones sanos regulan los niveles de agua, minerales y eliminan los productos tóxicos que produce el cuerpo normalmente. Las personas con falla en la función de los riñones pueden tener dificultades para eliminar estos productos tóxicos y el exceso de agua en la sangre. La diálisis funciona sustituyendo el trabajo normal de los riñones, previniendo que estos desechos alcancen niveles peligrosos en la sangre y elimina toxinas o drogas (medicamentos) de la sangre.

 

1. ¿Cuáles son las principales causas de falla renal?

Las principales causas son presión arterial alta y diabetes. Estas dos condiciones afectan los vasos sanguíneos y los riñones son órganos que tienen muchos de ellos y por lo mismo pueden afectarse. Sin embargo, también existen otros padecimientos que en forma aguda o crónica pueden dañar los riñones y ocasionar su falla, temporal o permanentemente.

2. ¿Cuáles son los síntomas de una falla renal?

Algunos síntomas son: cansancio, sensación anormal de sueño, orina escasa, comezón, irritabilidad, náusea, dificultad para respirar, retención de agua.

3. ¿En qué consiste la diálisis?

Existen dos procedimientos para reemplazar la función de los riñones. En la hemodiálisis, la sangre del paciente se drena hacia una máquina de diálisis para poder ser limpiada. Esta máquina "filtra" la sangre a través de una membrana para poder eliminar las sustancias que los riñones no pudieron filtrar. En la diálisis peritoneal, se coloca un tubo o catéter dirigido al interior del abdomen y por medio de él se introducen líquidos que utilizan la capa interior del abdomen llamada peritoneo para "lavar" y eliminar estos desechos y restablecer el equilibrio de agua y electrolitos.

4. ¿Cuáles pueden ser los efectos secundarios de la diálisis?

Algunos de ellos pueden ser: calambres, comezón, presión arterial baja, problemas para dormir, retención de agua y depresión.

5. ¿Qué se puede esperar en el día a día con diálisis?

La mayoría de las personas necesitan tres sesiones de hemodiálisis a la semana y cada sesión dura entre 3 y 10 horas. Esto puede realizarse dentro de un hospital o en su casa, si cuenta con el entrenamiento necesario para ello. En el caso de la diálisis peritoneal los recambios de líquidos se realizan con la frecuencia que se requiera.

6. ¿Se puede recibir diálisis en casa?

Sí, especialmente si se trata de la diálisis peritoneal. Para que los pacientes puedan recibir el tratamiento en casa, necesitan recibir entrenamiento continuo por parte de un equipo médico experto en el tema (generalmente un Nefrólogo y enfermeras especializadas).

7. ¿Qué pasa si decido NO realizarme diálisis? ¿Cómo tomo la decisión? 

Para muchas personas con daño renal, la diálisis puede ayudarlos a vivir más tiempo y con una mejor calidad de vida. Pero para algunas personas, la mejoría puede verse limitada, frecuentemente por una condición médica más seria. Es importante que sepa que en esta situación, usted tiene el derecho de decidir si hacerse o no diálisis. Sin embargo, antes de tomar la decisión, puede discutir sus pensamientos y sentimientos con personas en las que usted confíe y buscar consejos médicos con su doctor u otros profesionales de la salud.

 

Puede haber otras alternativas de tratamientos que den comodidad a aquellas personas que prefieran no realizarse diálisis, consúltelo con su médico tratante y de cuidados paliativos.

8. Si decido no realizarme diálisis, ¿cuánto tiempo viviré?

No existe una respuesta exacta a esta pregunta, ya que cada cuerpo es diferente y cada caso es individual. Una persona con falla renal puede sobrevivir días e incluso semanas sin diálisis, dependiendo de la función renal, de la severidad de los síntomas y de su condición general.

HIDRATACIÓN ARTIFICIAL

La hidratación artificial puede ser útil cuando una persona que presenta dificultades para tragar por su cuenta o está enferma, necesita que se le proporcionen agua y sales ya sea por la vena (vía intravenosa), por medio de un tubo en la nariz que va hasta el estómago o al intestino, o mediante un tubo o sonda que por medio de una cirugía llega directamente al estómago o intestino.

1. ¿Cuánto tiempo es necesaria la hidratación artificial?

Depende de cada persona y de su situación médica.

2. ¿Cómo saber quién puede beneficiarse de la hidratación artificial?

Las personas a las que se les realizó una cirugía, que no pueden ingerir líquidos ni alimentos por vía oral, o que necesitan recibir medicamentos o hidratación suplementaria, pueden beneficiarse por la hidratación artificial. En los pacientes con enfermedades terminales que no pueden utilizar la vía oral pueden beneficiarse de manera temporal o por tiempo prolongado para hidratarse y evitar los síntomas de la misma.

3. ¿Cómo puede una persona beneficiarse por la alimentación por tubo o sonda?

Aquellas personas con discapacidad, que tienen dificultades para tragar dada su condición o aquellas que sufrieron alguna lesión, que están recibiendo algún tratamiento que hace que sea difícil comer y/o aquellas que por ejemplo acaban de ser sometidas a alguna cirugía, tienen probabilidades muy altas de beneficiarse con la alimentación por tubo o sonda.

4. ¿Qué sucede con las personas que se acercan al final de su vida?

Es normal que personas que sufren enfermedades terminales o que por otra circunstancia se encuentran al final de su vida, dejen de tomar líquidos. A estas personas se les puede ayudar hidratándolos de diversas maneras para evitar los síntomas de la deshidratación. 

5. ¿Qué pasa si decido no recurrir a la hidratación artificial? ¿Cómo tomo la decisión?

Es importante que hable con su médico acerca de su decisión, ya que cada caso es distinto y depende del padecimiento y los motivos por los que se recomiende hidratación artificial.

REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR (RCP)

La RCP o CPR por sus siglas en inglés, se refiere a la reanimación cardiopulmonar y consiste en intentar reanimar el corazón de una persona que ha dejado de respirar y su corazón no está latiendo o que no muestra pulso.

1. ¿Cómo se aplica la RCP?

Para alguien que no es médico, la RCP parece fácil, rápida y exitosa porque a menudo la vemos en programas de televisión o películas, pero no es así y solamente debe ser aplicada por personal capacitado para ello.

El pecho se debe empujar unos 4 o 5 centímetros hacia adentro 100 veces cada minuto, además de colocar una máscara sobre la boca para bombear aire que infle los pulmones o incluso colocar un tubo hacia la tráquea, medicamentos por la vena y hasta descargas eléctricas sobre el pecho.

2. ¿Qué tan efectiva es la RCP?

Estudios han demostrado que la RCP ayuda a sobrevivir al 15% de las personas que la reciben, es decir, de cada 100 personas que requieren RCP 15 sobreviven y 85, fallecen. El porcentaje de efectividad sube al 20% si la RCP se realiza en un hospital.

Además del lugar donde se aplica y de las habilidades de quién lo hace, el éxito de la RCP depende de los motivos por los que dejó de latir el corazón, del tiempo que estuvo así antes de iniciar maniobras de RCP y del estado de salud general de la persona antes de que su corazón dejara de latir.

Cuando una persona con cáncer terminal recibe RCP en sus últimas etapas, sólo sobrevive alrededor del 1%.

3. ¿Qué situaciones pueden darse después de la RCP?

Depende de muchos factores como: el tiempo de respuesta, el lugar donde se inician las maniobras de RCP y la experiencia y habilidades de quien lo hace, pero de acuerdo a diversos estudios, el 50% de las personas que las recibe sufre daños a nivel cerebral de los que no mejorará, puede presentar fracturas en costillas (97%) o en el esternón (43%) junto con posible daño al esófago y los moretones naturales de una lesión como esa (59% de los casos). En el caso de necesitar descargas eléctricas, el 30% de las personas sufre quemaduras en la piel.

4. ¿Qué pasa si decido que NO me den RCP si fuese necesaria? ¿Cómo tomo la decisión?

Siempre es importante preguntarle a su médico cómo podría ser su vida si recibiera RCP y sus posibilidades de sobrevivir con la RCP.

Una persona que decide no recibir reanimación cardiopulmonar puede recibir todos los demás tratamientos que requiera mientras esté con vida. En caso de que su corazón deje de latir, sólo se dejaría seguir su curso a la muerte natural.

RESPIRADOR ARTIFICIAL

 

Cuando una persona presenta dificultades para respirar por su cuenta o si necesita apoyo respiratorio a largo plazo, un respirador artificial hace el trabajo de respirar por ella. El apoyo con un respirador artificial también puede conocerse como respiración mecánica y ayuda a que el paciente sobreviva soportando la respiración mientras se busca la recuperación de los problemas que causaron la falla respiratoria.

1. ¿Cuánto tiempo es necesario tener un respirador artificial?

Una persona que va a ser operada muy probablemente necesite de ventilación mecánica solamente durante la cirugía, mientras que una persona con alguna infección pulmonar grave puede necesitarlo por días o incluso semanas. En el caso de otros padecimientos puede requerirse apoyo respiratorio por meses o incluso por el resto de la vida.

2. ¿Cómo se coloca un respirador artificial?

Para apoyar con ventilación mecánica a una persona que lo necesita, se le coloca un tubo que va desde la boca hasta la tráquea para llevar aire hasta los pulmones. Lo más común es que la persona esté sedada para no sentir molestias y se le mantiene así, sin comer ni beber.

3. ¿Qué complicaciones puede tener la ventilación mecánica?

A pesar de que, en ocasiones, es la única alternativa para mantener con vida a un paciente, el respirador artificial puede tener complicaciones a distintos niveles. A nivel pulmonar, puede que sea más fácil contraer infecciones en los pulmones o que estos se dañen. Por otro lado, el tubo puede causar daño en la tráquea o en las cuerdas vocales, causando dificultad para hablar o tragar; si el tubo se coloca por traqueostomía, podría haber riesgo de sangrado.

4. ¿Qué personas NO se verían beneficiadas por un respirador artificial?

Depende de cada persona y de su situación médica, pero hay algunos casos en los que puede no traer beneficios, como en pacientes que se encuentran al final de su vida, personas de edad avanzada con enfermedades terminales, personas con etapas avanzadas de cáncer, personas con algunas otras enfermedades terminales que pueden involucrar corazón, pulmón, hígado o riñones, o personas con demencias avanzadas.

5. ¿Qué pasa si decido NO usar un respirador artificial? ¿Cómo tomo la decisión?

Algunas personas decidirán usar un respirador artificial sólo si pueden volver a vivir de la misma manera que lo hacían antes de enfermarse, mientras que otras están dispuestas a usarlo aunque éste pudiera causar otros problemas médicos. Si no está seguro sobre qué decisión tomar, puede hablar con sus médicos y discutir las posibilidades y las opciones, incluso con la intervención de la familia para tomar decisiones.

6. ¿Existen otras medidas de apoyo respiratorio?

Sí. Existen otras medidas de apoyo a la respiración en pacientes que requieran ésta ayuda y que son menos invasivas que el uso de un respirador con tubo en la tráquea. Éstas son mascarillas faciales que llevan oxígeno con más presión para que llegue a los pulmones, mascarillas simples con oxígeno, o las "puntas nasales" que por un tubo delgado llevan oxígeno a la nariz. Cada una de ellas tiene indicaciones particulares y puede beneficiar de diferente forma a los pacientes dependiendo de su condición y sus deseos particulares.

MATERIALES DESCARGABLES

Guía rápida sobre Alimentación por Tubo o Sonda (PDF) 

Información detallada sobre Alimentación por Tubo o Sonda (PDF)

Guía rápida sobre Diálisis (PDF)

Información detallada sobre Diálisis (PDF)

Guía rápida sobre Hidratación Artificial (PDF)

Información detallada sobre Hidratación Artificial (PDF)

Guía rápida sobre Maniobras de Resucitación Cardiopulmonar (RCP) (PDF)

Información detallada sobre Maniobras de Resucitación Cardiopulmonar (RCP) (PDF)

Guía rápida sobre Respirador Artificial (PDF)

Información detallada sobre Respirador Artificial (PDF)