¿Qué Puedes Decirle (y qué no) a una Persona en Duelo?

Todos hemos estado en un funeral o nos hemos encontrado a alguien que perdió a un ser querido y no lo sabíamos y lo más común, es que no sepamos qué decirle ni cómo acercarnos. Ya sea que haya perdido a esa persona especial hace mucho tiempo o que se trate de algo reciente, que haya perdido un bebé o que una persona mayor sea la que falleció, no siempre es fácil saber qué decir ni cómo decirlo.


El que sea alguien cercano a nosotros puede hacer más difíciles las cosas porque además de que hay confianza, hay cariño por esa persona, y precisamente por ese cariño, nos preocupa todavía más usar las palabras correctas. Puede haber sido un accidente o una enfermedad, algo inesperado o algo que se veía venir, pero eso no va a hacerlo más fácil.


Persona en duelo

El timing o momento en el que hablamos con esa persona es igual de importante que lo que le decimos, pero recuerda que a veces la persona no quiere hablar, simplemente necesita que la escuchen, sin decirle nada, sin sentirse juzgada o presionada. En otros casos, no quiere escuchar ni que la escuchen y sólo necesita un abrazo.


En estos casos lo que necesitamos es empatía, no simpatía. No se trata de decirle todo o que puede valorar en su vida y todo lo que se está perdiendo o dejando de disfrutar, sino de estar ahí y hacerle sentir que la acompañamos.


Hace poco vi un video que me encantó y que resalta las diferencias entre simpatía y empatía. El video toma ideas de Brené Brown, autora norteamericana que ha escrito diversos libros como "Daring Greatly", "Más Fuerte que Nunca" ("Rising Strong"), "Los Dones de la Imperfección" ("The Gifts of Imperfection"), "Creía que Sólo me Pasaba a Mí ( Pero no es así)" ("I Thought it Was Just Me (but it isn’t)") o "El Poder de Ser Vulnerable" ("The Power of Vulnerability"), que busca comunicar a sus lectores y a tanta gente como pueda (aquí puedes ver su TED Talk) lo importante que es sentirnos y mostrarnos vulnerables porque ser vulnerables, es estar vivos y sólo así dejamos de “gritar” y empezamos a “escuchar”, siendo más amables con los demás y sobre todo, con nosotros mismos.


El video que contrasta la diferencia entre empatía con simpatía es este:



No hace falta que “compares” tus pérdidas con las de otra persona en duelo; aunque pienses que eso va a hacerla sentir acompañada, no es así. Por poner un ejemplo, si ambos perdieron a su mamá, ninguno de los dos puede realmente saber cómo se siente el otro porque la relación que cada uno tenía con su madre era única.


Si tú que estás leyendo esto estás en duelo porque sufriste una pérdida, recientemente o hace un tiempo ya, te abrazamos y estamos contigo.


Si podemos apoyarte, aquí estamos y si puedes dejarnos tus comentarios, nos encantaría intercambiar ideas contigo.


.

Entradas destacadas